14 de Febrero

¿Cómo sujetar mi alma para
que no roce la tuya?

¿Cómo debo elevarla
hasta las otras cosas, sobre ti?
Quisiera cobijarla bajo cualquier objeto perdido,
en un rincón extraño y mudo
donde tu estremecimiento no pudiese esparcirse.

Pero todo aquello que tocamos, tú y yo,
nos une, como un golpe de arco,
que una sola voz arranca de dos cuerdas.
¿En qué instrumento nos tensaron?
¿Y qué mano nos pulsa formando ese sonido?
¡Oh, dulce canto!

Buen miercoles estimados amigos

Ve y abre la puerta.
Quizás afuera haya un árbol, 
un bosque, un jardín, 
una ciudad mágica.
Ve y abre la puerta,
si hay niebla, se despejará.
Ve y abre la puerta.
Aunque no haya nada más
que el tictac de la noche,
aunque no haya nada más 
que el sordo aire,
aunque no haya nada,
ve y abre la puerta.
Al menos hará viento».

Terminamos el 2021

Se nos va terminando este 2021, agradecemos a todos por confiar en nosotros a lo largo de este año, en el cual estuvimos muy activos gracias a ustedes. Se va el 2021 pero nos espera un 2022 con todo!! con mas publicaciones, presentaciones, eventos culturales, tertulias, revista Las Tertulias, etc.

Deseamos que este nuevo año les depare dicha y prosperidad para todos ustedes; recibamos este año con mucha alegría y fe.

¡Feliz Año Nuevo!

Les dejamos un poema de Mario Benedetti para este inicio de año 2022

No te rindas

No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.
No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.
Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños
Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero.